Skip to content Skip to footer

Historias de emprendedores que llevan el sello ProJericó

1. Edgar Criollo, Propietario restaurante Golem

“Uno debe creer en lo que hace”: Edgar Criollo

Edgar Criollo pensó que su local de hamburguesas artesanales, Golem Burguer and Music, debía dar un nuevo paso, pues su maquinaria estaba quedándose pequeña en relación con la producción que venía trabajando, por ese motivo decidió postularse al crédito del Fondo de Transformación Productivo para adquirir equipos y utensilios que le permitieran potencializar su parte operativa.
Hoy, estas herramientas han hecho que, al igual que el gólem, personaje de la mitología judía, su negocio crezca, gracias a una nueva línea de producción centrada en la elaboración de pan artesanal que distribuye en su propio local. “Uno tiene que insistir. Como dicen en Venezuela: ‘tocar no es entrar’, por lo que decidimos iniciar este proceso”, cuenta este hombre oriundo del país vecino, quien, junto con su esposa, Yubiry Almarza, la experta en la preparación del pan, se ha venido ganando un nombre en el sector de los alimentos y las comidas rápidas.
Con los recursos girados por el fondo, Edgar y su esposa adquirieron un horno industrial, una tajadora, moldes para pan, bandeja y otros utensilios básicos para la elaboración de pan tajado francés y de chocolate, que endulza las meriendas de los jericoanos. “De momento estamos impulsando nuestros productos en redes y en nuestro local”, cuenta Edgar, quien llegó con su familia a Jericó en mayo de 2018.

“La gente está muy contenta con nuestro servicio”: Karynes Delgado

Al igual que a todo Colombia, la pandemia tomó por sorpresa a Karynes Delgado, pues una semana antes del anuncio de la cuarentena obligatoria, su esposo Ronald conducía un motocarro en alquiler, con la esperanza de generar ingresos para ellos y su familia. Sin embargo, el paso de los meses les demostró que este medio de transporte podía ser una importante entrada económica, y fue entonces cuando comenzó a pensar que un motocarro propio podía aportarle más recursos a su hogar: “le conté a una amiga que me gustaría tener un motocarro, pero no sabía cómo porque no tenía ingresos. Días más tarde, ella me comentó acerca del fondo y me motivó a averiguar con la fundación”, cuenta esta mujer nacida en Venezuela, pero con sangre antioqueña, pues su mamá es oriunda de Titiribí. Una vez averiguó los requisitos y se postuló, Karynes “echó números” e hizo la proyección que necesitaba para que su inversión fuera rentable. Semanas más tarde recibió la noticia sobre la aprobación de su crédito, con lo que pudo cumplir la meta de tener su propio motocarro. “Mi esposo es quien lo maneja todos los días, hemos repartido tarjetas y ya contamos con algunos clientes”, relató Karynes con una enorme sonrisa. Hoy ella visualiza tramitar la licencia para hacer parte de este proceso junto a su esposo: “yo sé conducir, pero quiero hacer todo de forma legal”, advierte.

“Sabemos que todo es un proceso”: Jaime Correa

Fue a través de un par de reuniones organizadas por el proyecto minero que Jaime se enteró del fondo con el que vio la oportunidad de mejorar su empresa en noviembre de 2020: “tomé el crédito y con el dinero me compré un carro para Destinos Correa”, una empresa de mensajería y carga que funciona entre Jericó y Medellín. Este proyecto le ha dado a Jaime la posibilidad de pensar en grande, por eso, entre risas, este tecnólogo en guianza turística cuenta que está pensando en adquirir un carro más grande, pues sus clientes se muestran agradecidos y contentos con sus servicios. “Yo viajo todos los lunes, miércoles y viernes a Medellín, y los domingos hago guianza en Jericó”, asegura este hombre nacido hace cuarenta años y quien hoy está feliz y orgulloso de contar con su familia, que poco a poco ha ido creciendo: “tengo tres hijos, soy abuelo de dos nietos y estoy felizmente casado”, enfatiza. Antes de iniciar con Destinos Correa, Jaime, un jericoano al 150%, como él mismo se denomina, se dedicaba al mototaxismo en su municipio, y fue quizá eso lo que lo impulsó a mejorar el servicio que prestaba a los habitantes del municipio: “sabemos que todo es un proceso y que estamos empezando, por eso damos lo mejor para ganarnos la confianza de nuestros clientes” cuenta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Fundación ProJericó © 2022. All Rights Reserved.